Diferencia entre aluminio y acero galvanizado

Aluminio vs acero galvanizado

La diferencia entre el aluminio y el acero galvanizado se obtiene comparando las propiedades de ambos. El aluminio es un metal y tiene todos los atributos del metal, es decir: es dúctil, resistente a la corrosión, flexible y un buen conductor térmico. El aluminio también es resistente a la intemperie y se puede mecanizar, adelgazar en alambres y láminas o soldar. El aluminio produce aleaciones junto con otros metales, y las aleaciones de aluminio son conocidas por sus propiedades ligeras y rentables. Mientras que se obtiene acero galvanizado, el acero al carbono se sumerge en zinc fundido que se adhiere al acero como una película delgada. El acero es una aleación de hierro, conocida por su resistencia, y se utiliza como material de construcción de obras públicas en su versión de lámina acanalada, lámina lisa y lámina en rollo. Puede corroerse, y para hacerlo anticorrosivo es necesario el proceso de galvanización del acero.

Diferencia entre aluminio y acero galvanizado

También te interesará leer: Recomendaciones de lámina para techo

Proceso del acero galvanizado

El proceso de galvanización del acero al carbono produce varios efectos que ayudan en la fabricación de varias partes de objetos industriales y está disponible en varias formas. La lámina galvanizada Ternium también se utiliza para la construcción de armazones de viviendas, carrocerías de camiones y autobuses, electrodomésticos, torres eléctricas, cubos de metal y otros elementos integrales para nuestro uso en la vida diaria.

Proceso del aluminio

El aluminio tiene una densidad baja, lo que da como resultado un mayor intercambio de calor en comparación con el acero galvanizado. En varios aparatos industriales, se prefiere el aluminio al acero galvanizado debido a su mayor rendimiento y peso ligero. La baja densidad del metal ayuda a que sea un mejor conductor térmico. En lo que respecta al peso, gana el aluminio frente al acero galvanizado. Su calidad de peso ligero, transmisor de calor eficiente, sus propiedades de enfriamiento y descongelación, así como sus ventajas económicas, lo convierten en un material mejor que el acero.

Los productos de aluminio también se prefieren al acero galvanizado debido a sus propiedades antibacterianas y su naturaleza fácil de limpiar, especialmente cuando se trata de productos alimenticios. En comparación con las superficies de aluminio duras y lisas, las superficies de la lámina de acero galvanizado son porosas y rugosas, lo que puede retener y acumular el crecimiento bacteriano y contaminar el procesamiento de alimentos.

El acero galvanizado es el material ideal para aquellos procesos industriales en los que intervienen sosa cáustica e hidróxido de potasio, ya que el acero galvanizado tiene una película de zinc resistente a las soluciones alcalinas suaves; más que aluminio. El aluminio y el acero galvanizado son compatibles entre sí y adyacentes entre sí en la escala galvánica. Hay muchas estructuras inferiores de aluminio con exteriores de acero galvanizado construidas durante el último medio siglo.

Puntos clave del acero galvanizado y el aluminio

  1. El aluminio es un metal, mientras que el acero galvanizado se obtiene mediante un proceso de inmersión en caliente en el que el acero al carbono se sumerge en zinc.
  2. El acero galvanizado tiene una superficie porosa y rugosa que es difícil de limpiar.
  3. Las superficies de aluminio son duras y lisas, lo que ayuda a eliminar el crecimiento de bacterias con un método de limpieza fácil.
  4. El aluminio y el acero galvanizado son compatibles entre sí.
  5. Se prefiere el aluminio por sus propiedades ligeras, anticorrosivas y de conductividad térmica, mientras que el acero galvanizado es más pesado y caro.

En Aceros Torices contamos con una amplia gama de láminas de acero zintro, zintro alum, pintro, losacero, láminas plásticas, traslúcidas y más. Cotiza al instante con un ejecutivo comunicándote al: 55 5888 2185

¿Necesitas una cotización?

Llena nuestro formulario y con gusto te mandaremos tu cotización. Especifica cantidad, calibre, medidas y lugar.